Dirigentes y delegados, en formación bien federal

02-11-2016

Compartir


Carlos Felice, Secretario General de UTTA, recibió a sus representantes sindicales de los diferentes Jockeys Clubes de la Argentina y participaron en una productiva capacitación, que cuenta con el aval del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación. Por otra parte, se presentó un programa de accesibilidad para personas con discapacidad. 

 

Fue una de esas fechas dedicadas a la hípica del interior de la Argentina. Dirigentes y delegados de la Unión de Trabajadores de Turf y Afines de cada punto del país se reunieron en Buenos Aires para apoyar la actual gestión y aprovechar la ocasión para participar en la Formación Sindical para la negociación colectiva.

 

“Los dirigentes gremiales deben formarse para el futuro y UTTA lo logra. Los delegados deben transmitir a sus compañeros las formas para estar mejor y promocionar los beneficios que el gremio les da a los trabajadores.  Por ese motivo y ante tantos avances de la tecnología, siempre es importante capacitarse”, sostuvo Alicia Vázquez, coordinadora de Formación Sindical del Ministerio de Trabajo que se mostró muy entusiasta por el programa de enseñanza al que representa y es llevado a cabo por el sindicato de turf y afines.

 

“Este tipo de encuentros es una caricia para lo que hago todos los días. El diálogo entre dirigentes y delegados construye, tenemos una gran trayectoria y somos muy compañeros.  Hay avances muy significativos en materia sindical y comprendemos los derechos que tienen los trabajadores”, puntualizó Carlos Felice, Secretario General UTTA y que sobre el cierre estampó su firma en el acto para entregarle el diploma a cada uno de los asistentes.

 

La forma dinámica con la que los especialistas en relaciones laboraes,  Laura Montanaro y Marcelo Casartelli, desarrollaron los aspectos centrales de la negociación como resolución de conflictos laborales a través de una adecuada comunicación captó una activa participación de los presentes.

 

Hubo un momento diferente, de esos que cuestan olvidarse y sucedió cuando UTTA, por medio de la proyección de un video en la sala, anticipó que llevará un programa de Inclusión para Personas con Discapacidad y se les entregó a los integrantes de la comisión sus respectivas tarjetas  personales, con el sistema braille;  la forma de escritura y lectura  que utilizan las personas no videntes.  La participación del pianista Cristián Corvalán, integrante de la banda sinfónica de ciegos, deleitó a los asistentes con un exquisito repertorio.

 

UTTA sigue con esa marcado interés de capacitar, pero a eso se le agrega el de inclusión y que mejor manera de hacerlo con este tipo de avances. Se cerró una reunión muy productiva, en la que cada integrante se llevó para su respectivo origen, ese balance perfecto que da la participación, el progreso y las ganas de seguir dando batalla en un ámbito laboral de igualdad e inclusión.