NOVEDADES

La hazaņa de Florencia Gimenez

04-10-2016

Compartir


Cuando se convirtió en la primera mujer de la historia en competir en el hipodromo de Mendoza en el clásico del Santo Patrono Santiago, Florencia Gimenez de 19 años, cumplió el sueño propio y el de muchas mujeres que luchan por conquistar a fuerza de sacrificio un lugar en el mundo del turf.

 

La industria hípica es un sector de la actividad económica en el que el hombre tiene una mayor prevalencia en los diferentes oficios, poco a poco esos espacios comienzas a recibir ese perfume de mujer que marca un nuevo tiempo.

 

La joven jocketta Florencia Giménez es una de las últimas apariciones entre las fustas, defendiendo esa misma bandera que alguna vez supo levantar y defender grandes como Marina Lezcano, Yolanda Dávila o Lucrecia Carabajal.

 

Lo de Florencia ya es memorable aunque inicio sus estudios en veterinaria finalmente decidio dedicar sus dias a formarse en el arte del turf y no se equivoco, ya suma cinco triunfos sobre un total de casi 30 salidas.

 

Con herencia familiar que marca huella, su padre, abuelo y padrino han sido grandes conquistadores de su destino, con su ejemplo de vida. Ella se fue abriendo paso, supo ser peona y vareadora, recorrio rutas y caminos por eso siempre que puede reslata que “lo que hace UTTA en apoyo al trabajador es muy valioso”.